Bendito tú eres…

junio 30, 2008

by MeiMiao

Ésta es la primera parte de una historia que escribió Yvi hace un par de años. Otro día viene el resto…, incluyendo el apoteósico final by noema. (NB: no, Yvi no tiene ninguna regla para dar nombre a sus personajes)

Mira que me avisaron: Marta es excesiva. ¿Cómo iba a saber lo que significaba aquello, sin probarlo? Ahora lo sé. Cuando Marta habla, habla. Y dice todo, lo que debe, lo que no debe, lo que te interesa y lo que no. Cuando llora, nunca se conforma con unos tristes gemiditos, no: las lágrimas la ahogan, hipa y se convulsiona. Si decide que le interesa Dostoievski, o el sánscrito, o el vuelo sin motor, su nombre aparecerá como organizadora de congresos internacionales sobre el tema.

Haciendo el amor, Marta también es excesiva. Cuando no quiere, se carga eléctricamente de manera y modo que cualquier contacto la repele. Cuando quiere, te mira con ojos de pupilas hipertrofiadas, sus manos se vuelven torpes en sus intentos de tocarte. Te arrastra como puede a algún lugar más o menos solitario, más o menos privado, y se hace acariciar como si tus manos tuvieran un bálsamo contra las quemaduras. Sus pezones hacen daño al tacto, de duros que están, su entrepierna es una fuente gloriosa de la eterna juventud. Quiere tu boca, aquí y allá, y chilla y se contorsiona, y llama a su madre, y la insulta, o quizás no sea a ella a quien insulta, quién sabe, e inventa palabras, a veces lenguajes enteros, y te araña, y tu sangre chorrea por sus dedos laaaargos, y se le pone la voz de la niña del exorcista, y ruge tu nombre, o el nombre de otro, o el de otra, aunque no parece que el nombre sea humano, parece que sea el de una bestia de otro universo, el único monstruo capaz de satisfacerla.

Te extrae la virilidad a litros, un round con ella son al menos cinco kilos, y veinte sesiones más de terapia. Porque con Marta te replanteas tu sexualidad. ¿Seguro que soy un tío? El caso es que ella parece satisfecha, quizás no lo haya hecho tan mal… Pero la pregunta correcta es: ¿era yo necesario en toda su película?

Anuncios

Misha

junio 26, 2008

by GongJian
Versión ligeramente modificada de un cuento escrito por Yvi en enero de 1998…

MISHA

El segundo piso a la izquierda tiene un timbre que hace sonar unos acordes familiares. Al abrir, aparece un inmenso mural naif con figuras muy chiquititas buscando su lugar en el mundo. La habitación es pequeña, con estantes rebosando libros cubriendo todo el espectro, desde Descartes a Cortázar. La cama, siempre sin hacer. Las sillas son un muestrario de ropa interior femenina. Un viejo plato de tocadiscos y un osito de peluche, bautizado como Misha, ejerciendo de visir en aquel reino sobre una estufa de butano.

Misha es el único que comprende a Marta. O eso dice. Y no es fácil, porque Marta suele querer la chancha y los veinte. Venga, un ejemplo. Existe una mujer a la que Marta odia. Digamos que tiene una buena razón para ello. Marta entonces le explica a Julie que le gustaría retarla a un duelo, pero nada de femeninas intrigas ni arañazos. No, un duelo a sable o a pistola. Yolanda, como parte retada, tendría el derecho a elegir arma. Y Julie se ríe mucho. O, aún mejor, un duelo de canciones, como los esquimales, y Julie se ríe aún más. Se ríe, las mujeres son fáciles de querer, opina Marta, pero no la entiende nunca como la entendió Luis…

¿Por qué Luis ha dejado de ser Luis? ¿Por qué no se cambia el nombre la gente cuando deja de ser quien es? Y, aún más importante, ¿por qué no se aprueba una ley que te obligue a cambiar de ojos cuando dejas de ser quien eres? Era tan especial, con su entusiasmo, con todas sus ideas ingenuas sobre el mundo, que aplicaba cada día en su clase de la maneras más sorprendentes. Profesor puede ser cualquiera, pensaba Marta, pero maestro es un título que se gana poca gente. Y era tan tierno, suspirando siempre por una mujer que no le hacía el menor caso, contándole sus penas a Marta echado en esa misma cama. ¿No se supone que las mujeres tienen un sexto sentido para detectar las falsas frialdades? Pues éste, Marta, ni lo vio. Y ahora Luis tiene firmada una hipoteca con Yolanda, a treinta años, y sus ojos siguen siendo los más hermosos, aunque las chispas hayan desaparecido.

Luis ya no pulsa el timbre con acordes de Debussy, que fabricó Marta misma en la etapa en la que aprendió electrónica porque le obsesionaban los juguetes mecánicos y los autómatas del Renacimiento. Cuando Luis venía, Marta tendía a usar ropa que le quedaba demasiado grande, inconscientemente quizá, para inspirar ternura… No consigue odiarle, pero le parece que el mundo es muy injusto, así que ha decidido que se va.

¿Dónde podemos irnos, Misha? Sé idiomas, piensa. Pediré una beca para Rusia, para que veas a tus parientes. ¡Dasdivania, Madrid! Pero, ¿y si tenemos frío y miedo, Misha? Mejor nos vamos a Cuba, que allí hay ron y hace calorcito. Me dejo seducir por un mulato sabrosón, y a ti te dejo mirar, ¿te hace? Pero, ¿y si vuelven a empichar a un presidente americano y bombardean? Mejor deja lo del tercer mundo, que tú no naciste para misionera ni para heroína. A ti te gustaría ser una sabia. Suena raro lo de sabia, suena mejor sabio. Bueno, seré una sabio. Descubriré el secreto de los mitos griegos y  emostraré que los pitagóricos tenían razón, y explicaré el misterio de la risa y cuál es la sustancia que fuman los buenos contadores de cuentos.

La alternativa es encontrar un refugio solitario, un faro en las afueras de Vladivostok. Y pedir a Carmen y a Julie que no le den la dirección a Luis… a no ser que insista mucho. Carmen se preocupa por ella y, bueno, también su tato Hitch. Hitch viene de Hitchcock, y Hitchcock de Alfred, y Alfred de Alfredo, y es su tato pero no es su hermano, bueno, es complicado. Una cosa rara que inventaron en la facultad. Le gustaba el cine, a Hitch. Filmaron un corto, en aquellos despreocupados -a posteriori- días, días de cerveza y margaritas (el vino apenas lo probaban, y las rosas estaban carísimas). También les hizo fotos desnudas, a Julie y a ella, aunque jamás sintió nada extraño por posar delante de Hitch. Realmente era como su hermano. Y, en contra de algunas teorías totalmente faltas de plausibilidad, Hitch no es gay. No podría: sabe silbar.

Hitch es un cielo. A veces piensa Marta en acostarse con él o algo. Más bien o algo, porque le parecería feísimo acostarse con Hitch. Hitch no tiene chica ni nada, aunque ella sospecha que se acuesta con mujeres, en concreto con una mujer mayor, pero que no se lo dice a Julie, a Carmen o a ella por delicadeza, porque las tres son sus niñas. Otras veces piensa en formar un cuarteto. En meterse los cuatro a vivir juntos, en un piso más grande o en el mismo de ella si viene al caso. Pero con Carmen no se puede contar, su novio es un fascista sexual. Si no existe el término, lo  inventaremos para describirle.

Bueno, no nos despistemos del tema. Vladivostok. Allí podría crear su torre de marfil, y dedicar su tiempo a escribir historias, y a terminar su tesina. Su tesina constituye, en el presente momento, un cuerpo de seiscientas treinta y ocho páginas en apretada letra manuscrita en las que desarrolla su propia teoría sobre el humor. Se basa en el análisis de la siguiente sentencia: la risa es el orgasmo de la inteligencia. Marta no la acepta, sin más. O eso, o reconocemos que hay demasiados orgasmos tontos. Bueno, los orgasmos de los hombres muchas veces lo son. En el caso de las mujeres, es otra cosa…

Carmen siempre le pide que se la deje leer, pero Marta replica invariante que aún no está visible. Los folios yacen inermes en el fondo de un cajón. Carmen se ofrece a pasarlos a ordenador por ella. Escribe rápido y no le costaría nada si ella le dicta. Te quedas a vivir una semana en mi casa durante las vacaciones y lo hacemos. Pero a Marta no le gusta dejar su casa. Y le da rabia sentirse insegura. Mira que no ha dormido gente en su habitación (alguna bastante rara), pero a ella le da reparo dormir fuera, lejos de su osito. Y no preguntes por qué Misha no puede salir de la casa, eso nos llevaría a unos derroteros complicados. El caso es que le da rabia. Cree que gastó toda su fuerza de voluntad yéndose de la casa de sus padres y que por eso no le queda más. Tengo que juntar otros venticinco años de voluntad para hacer algo así, suele comentar.

Bueno, vale, contaremos lo del osito. Misha es el guardián de los murales. En ellos Marta expresa en un nítido lenguaje pictórico sus ideas respecto al mundo, la humanidad y todo. Pero, a causa de un extraño bucle espacio-temporal, su público objetivo, para el que el significado de sus obras saltaría a la vista y colmaría el alma con una sensación de unión con el universo, está unos quinientos años en el futuro. Así que, de momento, teniendo en cuenta que la esperanza de vida de la creadora no alcanzará tal cifra, Misha queda a cargo de salvaguardar las obras para la posteridad. En rigor, sí que hay alguien que afirma entender los murales. Es Hitch, pero en realidad ve en ellos lo que le da la puta gana, como hace siempre.

¿Que cuáles son las ideas expresadas en los murales? El tiempo cíclico, anudándolo todo, lo pequeño es como lo grande, la suma de las historias conformando la realidad… Siendo de clásicas, Marta aún siente la fascinación por la filosofía natural, de la misma manera que la ha ido perdiendo por las historias míticas, que apasionan a Carmen, a quien haber estudiado física dejó con cierta hambre de epopeya…

¿Por qué dejaste de ser Luis y de tener ideas y de hacerme humedecer las bragas? ¿Por qué ya no más esa ingenuidad tan mágica, las huelgas de hambre por el cerosiete, el teatro alternativo, leer a Schiller en la colchoneta de tu casa? Pero su vida no gira en torno a Luis. No, claro, porque su vida ahora está parada. Tiene planes, sí, tiene planes. Nada de hombres. Va a seguir un curso para hacerse lesbiana. Empezará por escribir poemas eróticos a Julie. Y Julie se ríe. Julie sería una buena novia para ella. Sabe hacer pasteles. Y yo sé arreglar un enchufe, somos la pareja perfecta.

Sigo estando viva y sigo teniendo trabajo, ¿no? Sigo teniendo amigos y ando bien de salud. Bueno, me duelen un poquito los ovarios, pero es parte de esa enfermedad crónica por la que no me mandan hacer la mili. ¿De qué me quejo? ¿Necesito un hombre? No. ¿Tanto echo de menos a Luis? Tampoco, en realidad, si no viene, mejor. Es que… echo de menos a quien era con él, al papel que jugaba a su lado. Chica, mira que soy complicada. A Carmen le gustaría esta nueva teoría. Le preguntaré si la puede meter en algún modelo matemático. A lo mejor existe mi ecuación. Me gustaría ver su aspecto. Las ecuaciones de los libros de Carmen siempre me han parecido atractivas. No suelo entender ni papa, aunque algunas veces ella las explica bien, pero las formas son elegantes. Le pregunté una vez si la forma externa de una ecuación tenía algo que ver con su contenido, y me dijo que en la mayoría de los casos no, pero que estaría muy bien que fuera así. También a ella le gusta el aspecto de algunos idiomas. Dice que el devanagari es bonito, pero quien hace buena caligrafía es Julie. En chino, es capaz de conseguir obtener el hueso, la carne, la sangre y el alma. Una vez escribimos con tinta de chocolate un poema de amor cantonés en el cuerpo de Carmen para una escenita de amor que tenía preparada con su novio. Lástima de grabación, dijo Hitch cuando lo supo.

A dormir hoy, Misha. Mañana mismo me hago bollera y me caso con Julie, ¿va?


A difficult one…

junio 25, 2008

by MeiMiao

Complete the following sequence of numbers:

10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 20, 22, 24, 31, 100, 121, 10000

PD: Don’t look at the comments before attempting your own solution!

BTW: We’ve surpassed 1000 visitors! 🙂


Meta: some organization issues

junio 21, 2008

by Yvi

(English version follows)

Bueno, pues… ¡hemos cumplido los dos meses! Hay unas cuantas cuestiones organizativas que me gustaría aclarar sobre el blog (también conocido como el bosque mágico), y para las que os pido opinión:

  • El idioma. Ante la disyuntiva de usar el inglés o el castellano… hemos optado por la nítida política de la vacilación!
  • El papel de las webjinni no está claro, vamos a perfilar más sus personalidades y su rol. La idea es crear toda una mitología asociada, adaptada a los tiempos modernos.
  • Las entradas van a estar etiquetadas con “novato”, “iniciado” y “experto”… ¿qué nombres ponerles?
  • Voy a crear una página para la gente que viene al blog por primera vez, para sugerirles por qué entradas comenzar su periplo.
  • Y, bueno, cualquier sugerencia será bienvenida.

Hey, we’ve made two months already! There are some organization issues I would like to discuss with you about the blog (aka the magical forest)…

  • Language. Facing this dilemma, I have chosen some neat policy: vacillation!
  • The role of the webjinni is unclear, we’ll give more strength to their personalities, with the idea of creating a full new mythology, adapted to modern times.
  • I’ll create three new categories: newbie, intermediate and expert. Got any nicer names?
  • A new page will be there for whoever comes for the first time, to suggest them which entries to enter the blog through…
  • And, of course, any suggestion will be welcome!

The simplest meta-riddle

junio 20, 2008

by GongJian

Susan and Peter are given, respectively, the sum and product of two integers from 1 to 100. Then, this dialogue takes place:

P.- I don’t know which are the numbers.

S.- I knew you didn’t know.

P.- Now I know the numbers.

S.- Now I know the numbers.

This is a meta-riddle, because you are not given the full information, just what some other people know or do not know… They make up a wonderful class of problems, full of twisted convolutions! So… can you solve this one?


Advertencia

junio 19, 2008

by MeiMiao

Hoy, toca de nuevo poesía. Ésta es de alguien de la tierra de Yvi, Felipe Benítez Reyes. Quizá no sea el mejor poema del mundo, pero tiene su perla de sabiduría… Disfrutad (gracias a mdl)

Si alguna vez sufres -y lo harás-
por alguien que te amó y que te abandona
no le guardes rencor ni le perdones
deforma su memoria el rencoroso
y en amor el perdón es sólo una palabra
que no se aviene nunca a un sentimiento.
Soporta tu dolor en soledad,
porque el merecimiento aun de la adversidad mayor
está justificado si fuiste
desleal a tu conciencia, no apostando
sólo por el amor que te entregaba
su esplendor inocente, sus intocados mundos.

Así que cuando sufras -y lo harás-
por alguien que te amó, procura siempre
acusarte a ti mismo de su olvido
porque fuiste cobarde o quizá fuiste ingrato.
Y aprende que la vida tiene un precio
que no puedes pagar continuamente.
Y aprende dignidad en tu derrota,
agradeciendo a quien te quiso
el regalo fugaz de su hermosura.


There is no good maths outside physics

junio 17, 2008

by RuiXi

“You mathematicians and physicists, are friends? No, we’re brothers. Why so? Friends are chosen”. I’ve heard this joke often, but with slight variations. It always refers to people which, in the end, are the same. Arabs and Jewish, KDE and GNOME freakies, Polish and Russians, Buenos Aires and Montevideo, Pakistan and India, trekkies and star wars…

Good mathematics and physics are, in the end, the same. Why? Main reason: I could not find a clear cut difference when asked about one, no matter how hard I tried! Good maths start with the real
world. Then, sometimes, when the dark side gains control, it loses sight of its original target and becomes a pure game in itself. This game has no relation with physics, it’s true. But it isn’t good maths
anymore.

Take the axiomatic view of mathematics. A set of axioms makes up a model. In science people is used to models. When they do not work, they are rejected. In dark-side mathematics, not-working models are
also good. You can publish papers on it with one condition: that there are other guys like you which like that game too.

There is another risk in axioms, even if they are good: the excess of faith in logic. Let’s suppose that the axioms, as any good model, are 99% good. Whenever you apply a deductive rule, your chances of
deviating from the real world increase. If you keep lots of rules without checking the validity of the intermediate steps, discarding human mistake (which I should not), your chances of getting a sensible
answer have come to zero. But for dark-side mathematicians this is not a problem: the result is then, simply, highly counter-intuitive…

What about good “old” maths? Anything as pretty as $e^{ipi}=-1$, checked everyday in physical applications? As Jacobi once noted, the fact that the presentations of a whole number as a sum of four squares and real time evolution of a pendulum are related by the same function is a really wonderful discovery.
Ehm… but these ideas were explained much better by Vladimir Arnold, in a conference he gave in Paris, to critizise the “French” abstract mathematics. The text can be found here.

Mathematics, in Greek, means “what you learn” (mathesis), and physics means, simply “nature”… What can we learn, if it is not about nature? And what can we do with nature which does not imply learning?

Thanks to prof. Jorge Lewowicz, for very useful discussions!