La pupila azul es síntoma de glaucoma…

abril 6, 2009

o… ¿y tú me lo preguntas?

La poesía se inventó para conquistar a las mujeres… (El club de los poetas muertos dixit, noema me lo recordó) Gran verdad. Las mujeres tiene mayor sutileza de sentimientos [sí, sí, sorry… no es biológico, es educativo, pero no por ello menos real], y desean más a los hombres que son capaces de similar sensibilidad. ¿Cómo se demuestra? Con hechos, sí, pero para que se te permita llegar a los hechos, primero están las palabras. Cyrano, El lado oscuro del corazón… ¿os faltan ejemplos?

Entonces, ¿Qué es poesía? Es demasiadas cosas. Estuve con mdl en una exposición sobre vanguardias poéticas en el Cervantes, y me di cuenta de lo que había que estirar el término para incluir a todo aquello… ¿Qué decidimos que sea poesía? Yo quería un concepto que tuviera fuerza, que me gustara utilizar. Siguiendo la lógica de hacer que las palabras signifiquen lo que a mí me dé la gana, he aquí mi idea.

Primero, hay que deshacerse del verso. El verso nace de la canción, y aunque luego se independice de la música, le queda algo muy importante de ella: el ritmo, la sonoridad… la importancia del sonido hermoso. Pero eso por sí mismo no es poesía, es verso. ¿Y los caligramas? Hacer figuras hermosas con las palabras. De nuevo, el lenguaje jugando con otras artes, en este caso las artes plásticas…

mahmud

¿Llamamos entonces poesía a hacer cosas hermosas con el lenguaje? Es una posibilidad, pero tengo una mejor [i.e.: que a mí me gusta más.] El término poesía, originariamente, significa ante todo creación.

Recuerdo una discusión en la cafetería de matemáticas, con RelB, migeru y otros personajillos fascinantes, sobre si era posible pensar sin lenguaje. Yo creo, sinceramente, que no. Pero RelB adujo oportunamente que había aspectos de la experiencia humana que se escapan de una formulación en palabras, son inefables. Él lo llamó la magia.

So far, so good. Mi idea es la siguiente: hace poesía quien conquista territorios para el lenguaje. Es decir, quien toma una porción de magia y encuentra o crea o inventa o descubre o imagina una formulación en palabras para comunicarla. Otros lo sintieron antes, quizá, pero no lo supieron comunicar, y quedó en el ámbito de lo privado. El poeta, la poetisa, crearon las palabras necesarias. Ejemplos (IMHO):

  • Cuando Cortázar creó el término “cronopio“, definitivamente estaba haciendo poesía. También el glíglico es poesía.
  • Cuando Lorca hace decir a Adela enamorada “Mirando sus ojos, me parece que bebo su sangre lentamente“…
  • Cuando Benedetti dice “Porque te tengo y no“.
  • Cuando Dámaso Alonso dice que oye fluir blandamente la luz de la luna mientras se pudre más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid.
  • Cuando Cernuda dice “si muero sin haberte conocido, no muero, porque no he vivido”, o “Soy español sin ganas”
  • Cuando Oliverio dice “si no saben volar, pierden el tiempo conmigo“.

¿Qué opináis?

(Gracias a mdl)


A qué distancia estoy del sexo

abril 2, 2009

XKCD ha publicado un tira desarrollando el siguiente tema: ¿a qué distancia de mí, en promedio, hay una pareja haciendo el amor?

Pues el Dr. Sexonius quiere profundizar en el tema… ¿Es correcta esa fórmula? ¿De dónde sale? Primero, estudiemos qué proporción de nuestro tiempo gastamos haciendo el amor. Sea Vs el número de veces que, en promedio, la gente hace el amor por semana, y sea D la duración promedio del acto sexual en minutos. Si multiplicamos los dos números tenemos los minutos dedicados a la semana a hacer el amor. Dividiendo por el número de minutos que tiene una semana, obtenemos dicha proporción: f=VsD / 7x24x60. Poniendo números, digamos un promedio de dos veces por semana y 30 minutos por vez, sale f=0’006, un 0’6% del tiempo.

Por lógica, eso significa que el 0’6% de la población está haciendo el amor en este momento (bueno, habría que corregir porque –quieras que no– se hace más por la noche y a la hora de la siesta… pero eso son efectos de segundo orden). Así que, atención, aproximadamente 6 de cada mil personas están haciendo el amor en este mismo instante!!

¿Dónde están esas 6 personas y por qué yo estoy escribiendo en mi blog? ¡Buena pregunta! La densidad de población en el área conurbana de Madrid es, aproximadamente, d=5300 personas por km2. Eso quiere decir que, hasta una distancia R de mí, hay aproximadamente πR2d personas. De las cuales, una fracción f está haciendo el amor. Así que, hasta una distancia R de mí, hay P(R)=πR2df personas haciendo el amor (en promedio, claro). Escribo P(R) para dar a entender que el número de personas depende de R.

¿Qué R debería tomar para que el número esperado de personas haciendo el amor sean dos? Pues igualamos: P(R)=πR2df=2, así que

R=√(2/πdf)

que es la fórmula de xkcd. Poniendo números, salen… ¡140 metros! ¡Waw! Bueno, como ejercicio os dejo:

1.- Incluir el efecto de nocturnidad, y determinar cómo varía R del día a la noche.

2.- ¿Satisfactorios o no satisfactorios? ¿Ein?

3.- Ehm… acaban de decirme que mis estimaciones de frecuencia y duración denotan un escaso conocimiento de los patrones de comportamiento sexual de la especie humana… Corrígelos.

4.- Vale, sabemos a qué distancia, pero… ¡¿en qué dirección?!

Nota.- La fórmula de xkcd es correcta, pero imprecisa… ¿Qué es Xf exactamente?