Metáforas gatológicas

noviembre 27, 2009

¿Qué nos hace dividir al mundo en gatos y no-gatos? Hay personas, ciudades, actitudes gatunas. ¿No estamos asignando demasiado significado? ¿Importa? Quizá los gatos son patafóricos, han saltado del nivel de la metáfora y constituyen un mundo de significado en sí mismos… Sea X un ente cualquiera al que asignemos el calificativo de gatuno. Veamos cuáles son las características que esperamos…

Imperturbabilidad: Los gatunos siempre parecen estar en paz consigo mismos, nada parece afectarles. En palabras de Nietzsche, “nada ajeno a ellos puede ya pasarles“. La flema británica es gatuna. En términos de Kundera, los gatos asumen la “aceptación categórica del ser”. Como dice un proverbio chino inventado: “si tu mal es evitable, ¿de qué te quejas? Y si tu mal es inevitable, ¿de qué te quejas?

Sigilo: El silencio es gatuno, pero es algo más. Es pasar como una sombra, jamás ser visto cuando no deseas ser visto. Parece un intento de aumentar lo menos posible la entropía del universo con su paso. Un gato no será jamás un líder, pero tampoco será un borrego.

Delicadeza  de movimientos: Lo gatuno es opuesto a lo torpe. Cuesta creer que un gato haya causado A sin haber tenido la intención de causar A… Eso les causa problemas, porque a veces hay accidentes

Sutileza de pensamiento: La mirada gatuna sobre el mundo no es la mirada de las grandes teorías. Es una mirada profunda que descubre las mentiras, las hipocresías y los motivos ocultos. Más te vale ser sincero con un gato. Se dará cuenta. House es gatuno. Nietzsche es gatuno.

Hedonismo: Una enorme sensualidad. Los gatos tienen claro cuál es el sentido de la vida. Comer bien, beber bien, dormir muchas horas, buen sexo… Jamás mató a un gato el exceso de trabajo. Ni las preocupaciones por el mañana. Ni un amor perdido.

Individualismo: La soledad no asusta a los gatos, eso les hace terriblemente fuertes en sus relaciones con los no-gatos.

Creo que quiero ser gatuno, pero no estoy seguro…

(dedicado a Alice, se lo debía desde hace mucho)

Apéndice I. News Flash: Desciframiento del lenguaje gatuno. Tras años de sesudos análisis, la doctora Kätzenharz, de la Technische Universität Schnurrhaars, ha conseguido la primera traducción aceptada por la comunidad gatológica del lenguaje gatuno. “Miau miau mamiau marramiau miau” significa “te quiero más que a mi cuenquito de leche por las mañanas”. Que, en el caso de un gato, es mucho querer…

Apéndice II. He buscado en perseus el término en griego clásico para gato, pero sólo encuentro el de griego moderno, γάτα… Así que, de momento, me quedo con lo de “gatológico”. De todas maneras, es curioso que en tantísimos idiomas, gato se diga de manera parecida. Es como lo de la onomatopeya… “miau” es la única que conozco que es esencialmente la misma en todo el mundo…