Hoy hablamos de ti

Hoy voy a hablar de ti. Sí, de ti, no mires hacia otro lado. Te he estado estudiando desde que entraste en mi bosque por primera vez. He analizado tus comentarios, los que has escrito y los que no, he leído tus pensamientos más íntimos y he llegado a estas conclusiones.

Necesitas que los demás te admiren y te quieran, aunque sueles ser muy crítica contigo misma. Tu personalidad tiene algunos puntos débiles, pero los conoces y generalmente los sabes compensar. Tienes mucha capacidad sin usar, que aún no has logrado poner a trabajar para ti. Aunque de cara al exterior eres disciplinada y te sabes controlar, tiendes a ser insegura en tu interior. A veces tienes serias dudas sobre si has tomado la decisión correcta, o si has hecho lo correcto. Prefieres una cierta cantidad de cambio y variedad en tu vida, y te frustras cuando se te limita con restricciones que no comprendes. Te enorgulleces de ser una pensadora libre, y no aceptas los argumentos de los demás si no están acompañados de pruebas. Pero, al mismo tiempo, has comprobado que no es buena idea mostrarte demasiado franca con determinadas personas. A veces eres extrovertida, afable y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertida, precavida y reservada. Algunas de tus aspiraciones son muy poco realistas, y lo sabes.

Antes de seguir leyendo, reflexiona unos segundos sobre mis palabras…

Yvi leyó de nuevo el texto, sin comprender. RuiXi le dijo:

— No le des más vueltas. Cada frase el texto está tomada de una columna de astrología de distintos periódicos, para diferentes signos. Lo escribió un psicólogo americano, Bertram Forer, en los años 40. Pasó un test de personalidad a una gran cantidad de gente, y a todos les dio el mismo análisis, que es el que has leído.

— Qué vago, ¿no?

— No, espera. Después les pidió que puntuaran de 0 a 5 cómo se veían reflejados en el análisis. La nota media fue superior al 4, y siempre lo ha sido cuando se ha repetido el experimento.

— Hm… supongo que no nos damos cuenta de hasta qué punto somos todos parecidos.

— Somos más parecidos de lo que creemos. Y eso lo saben los psicólogos, vendedores, astrólogos, autores de libros de autoayuda, líderes religiosos… ¿Sabes quién fue Dale Carnegie?

— No.

— Escribió en los años 30 un libro titulado “Cómo hacer amigos e influir en la gente”, que ha sido la biblia de toda la basca que te he comentado. Daba una serie de consejos tremendamente cínicos, pero tremendamente efectivos, como por ejemplo que el tema que más interesa a la gente es siempre… ellos mismos, y que la palabra más dulce a sus oídos es… su propio nombre. Sugiere hablar primero de los propios errores cuando vayas a hablar de los de tu interlocutor. O, por ejemplo, cuando quieras convencer a alguien de algo, comenzar con una pregunta a la que vayan a contestar que sí…

— ¿Y funciona?

— ¿Funciona la publicidad? ¿Tienen éxito los líderes religiosos? ¿Se venden coches usados? ¡Vamos, Yvi!
Uno de los mitos más perniciosos es la idea de nuestra profunda individualidad, dada mágicamente al nacer.

— ¿Somos realmente tan parecidos?

— Sí, si no te lo curras. La individualidad, las características propias e intransferibles, que nos hacen únicos, son sólo de la gente especial. El común de los mortales es rebaño, todos iguales, como los millones de hormigas en antz bailando todas al unísono. Lo honesto, lo justo, lo positivo, es decirle a alguien: no, no eres especial, pero puedes llegar a serlo.

17 respuestas a Hoy hablamos de ti

  1. Beus dice:

    Querido Yvi:
    Me voy unos días y mira todo lo que me pierdo..

    Es difícil.. difícil ser especial, porque es difícil separarse del resto del mundo. Sobre todo si tienes miedos. Yo me incluyo, creo, en el grupo del rebaño aún. Tengo tanto miedo de “sobresalir”, que ni lo intento. O pienso que si la gente dice que tengo un talento, debo moderarme. Así, me desahogo sola ante el espejo cuando nadie me ve. Acto egoísta, claro.

    Me han entrado unas terribles ganas de tocar Bach..

  2. Beus dice:

    He optado por algo más técnico para no dejarme llevar por los sentimientos, y Gruetzmacher me ha dicho “¡Mira lo que has conseguido! Te pones a hablar de algo y sólo piensas en ti”.
    Cierto, en el comentario anterior quería hablar a Irene y a Yvi, y lo único que he soltado son palabras con egoegoego..

    Irene seguro que sabrá ser especial; e Yvi.. tú sabrás enseñarla.

    Mis saludos, webjinnis.

  3. webjinni dice:

    Madame Beus!! Qué alegría verte de vuelta!! Gracias x la confianza, lo haré con Irene lo mejor que pueda😉

    Y mi idea respecto a ti, es que sobresales. Si tú no eres especial…😛

  4. sopadequarks dice:

    Bah, eso se lo dirás a todas.

  5. webjinni dice:

    A todas y cada una de las que lo son, sí señorita😉 No seas tímida!😛 Ah, y no soy yo quien lo dice. He estado hablando con las webjinni, y por lo visto te conocen bastante… ¿has tenido sueños agitados últimamente?😉

  6. sopadequarks dice:

    :O La verdad es que sí. ¡Demasiados! ¿Esas webjinni me han estado observando? La verdad es que algo nuevo había notado. Llevo un par de días despertándome contínuamente por la noche, y sé que esta vez no era por culpa de la incómoda almohada. ¡Tienen que ser ellas, seguro!

  7. Alice dice:

    Pues mis sueños también son agitados últimamente, más bien pesadillas, pero creo que las webjinni no tienen mucho que ver.
    Por cierto Yvi, tu post está genial, aunque me recuerda a uno que leí no hace mucho…
    Yo creo que todos no somos tan iguales. Si se emplean conceptos muy generales y ambiguos, es normal que nos parezcamos. Pero basta con oir hablar a dos personas para ver las diferencias en pocos minutos. Otra cosa es que se disimule para tratar de ser “normal”, y adaptarse a lo que la “sociedad” espera de tí (qué asco). Ponerse una máscara, vamos. Pero estoy convencida de que todos somos especiales y únicos.

  8. webjinni dice:

    En efecto, supongo que se me quedó algo de la entrada de erynus en el subconsciente… http://erynus.blogspot.com/2008/08/dime-quien-eres-y-te-dire-quien-eres.html, aunque diré en mi descargo que no lo recordaba en el momento de escribir.

    En cuanto a nuestras diferencias… hay una frase muy linda de Bohr: lo contrario de una Gran Verdad es otra Gran Verdad. Todos somos diferentes en detalles, pero en mi opinión es porque necesitamos la ilusión de individualidad, así que decidimos que nos gusta mucho el verde y que eso nos diferencia de los demás. Pero, cuando vas al fondo, la mayoría de los humanos no han conseguido crearse una individualidad.

  9. Morgana dice:

    Si pensamos en al cantidad de gente que hay y nos vemos como hormiguitas, quizas seamos un rebaño sin sentirnos especial sin destacar en nada, debido a tooooda la gente que puede estar por encima…¿pero de que nos sirve?
    Lo unico importante en sentirse especial junto a las personas que dia a dia estan a tu lado y te hacen sentir como la persona mas querida del mundo….
    ¿Sabes, Yvi? Tu eres muuuuuuuy especial…=)

    Un abrazo enorme ^^

  10. webjinni dice:

    Morgana de las hadas, lo que quiero decir es que especial no se nace, se hace. ¿Un ejemplo? La lealtad. No la fidelidad, la lealtad. Se aprende, se practica, es como un músculo. Y llega un día en que lo tienes fuerte, y la gente a tu alrededor confía en ti, porque sabe que lo tienes muy desarrollado (ehem)… Y eres especial. Es tu caso🙂

  11. Morgana dice:

    ok, entendido…no, no se nace…y ¡tu si que eres especial! =)

  12. Erynus dice:

    Si uno no se esfuerza en ser especial tambien puede serlo, porque un modo de ser especial es ser “mejor” que otro en los mismos terminos, lo que implica necesariamente un marco de referencia común. Se puede ser directamente distinto y no aferrarse a lo comun para resaltar lo diferente.
    Si, he vuelto. Mwahahahahaha!!!

  13. cleindori dice:

    Especial? Eso crei Seguire buscando dado que aqui hay demasiada gente asi, por tanto ya no lo sois.

  14. webjinni dice:

    No es una cuestión de aritmética, cleindori… Podríamos ser todos especiales, ¿por qué no?😛

    Erynus: la búsqueda de la diferencia en sí misma no te hace especial. La búsqueda de la excelencia en sí misma tampoco hace especial. ¿Suena un poco zen? Bueno, lo siento…🙂

  15. Alice dice:

    Te das cuenta de que la inmensa mayoría de personas están creadas por el mismo patrón cuando encuentras a una que no es así. Entonces entiendes la diferencia.
    Y como se dice de la felicidad, que está en los pequeños detalles de la vida, la diferencia también está en detalles minúsculos, apenas imperceptibles, que no todo el mundo puede percibir.

  16. webjinni dice:

    La felicidad y el ser especial se parecen, aunque no son iguales. Más aún, estoy comenzando a pensar en una correlación negativa🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: